Sáb04192014

Last update12:00:00 AM

Prieto y Puya

  • PDF

Por Lana y Trasquilado

El 15 de febrero 2012, escribí una artículo con el título,"Bendecido sea el Plebiscito". Era un intento de análisis de la situación referente al nuevo invento de Fortuño, de un plebiscito hecho a la medida, donde "cogieron" de penzuacos a los populares. Personalmente creo que no los cogieron, sino que la postura enajenada de votar Si, para decirle no a Fortuño, es cónsona con la visión colonialista del actual liderato del PPD; y recalcamos "el actual liderato", para distinguirlo claramente de lo que está pensando la base popular que por mucho, está varios cuerpos al frente, de ese liderato timorato.

 

Hace varias elecciones que no voto, cuando lo hacía, sin condiciones, votaba por el PIP, sin nunca haber sido miembro de ese partido. Hoy autocríticamente planteo que los votos incondicionales son un error, nadie es perfecto. En las próximas elecciones aún no he decidido si votaré, dependerá de una serie de esfuerzos de concertación que se vienen dando entre agrupaciones independentistas y soberanistas. De acudir a las urnas votaré, NO al colonialismo y se cae de la mata, por la Independencia, no faltaba más.

Luego de analizar las incongruencias del PPD, detallar la estela de muertos y heridos que ha dejado esta postura, del PPD; incluyendo el sector "soberanista”, los ideólogos del sur, el liderato sin voluntad ni principios que se dejó arrastrar, "analistas" y analistos y otras espécimes oportunistas; les decía a los míos, "Lo que no puede suceder es que tomemos posturas por miedo a la Estadidad. Por no coincidir con un supuesto "enemigo principal" o por no coincidir con el PIP en parte del proceso. Nuestra decisión tiene que basarse en un criterio autónomo e independiente, contestando una sola pregunta: ¿Cómo se adelanta la independencia, si es posible adelantarla, a corto o largo alcance?"

Pienso, aun cuando no he tomado una decisión final, que podríamos darle un golpe fuerte al coloniaje, coincidiendo con los colonialistas metatizados, que son la culminación del coloniaje (PNP), juntos pero no revueltos, sabemos hacia dónde vamos, y derrotarlos en la segunda pregunta, aun cuando saquen más votos. Un 40% o 45% de votación contraria a la Estadidad, la derrota. No debemos olvidar que, Míster premio Nobel de la paz, está exigiendo una abrumadora y convincente mayoría, para no decir súper mayoría, a la Estadidad.

Estipulamos que los anexionistas, no son anticolonialistas, que no son solución a nuestro problema colonial previo a que nuestro pueblo adquiera la Soberanía. Que no confrontan al colono y trabajan con y para él.

Debemos recordar además que nuestros hermanos del PIP, no son la Independencia, son parte del Movimiento de Liberación Nacional, que lucha por ella y tienen, dicho sea de paso, ,su sitio ganado por derecho propio en esta lucha. La Independencia es más grande y va más allá que el PIP. Todos sabemos que el porciento mayor de los independentistas somos los no afiliados y muchos que lo son y por nuestras limitaciones, para ser suavecito, ni siguiera los conocemos. Los hay dentro del PPD, dentro del PNP aunque en menor grado, pero los hay. Sin contar la gran cantidad de votantes PNP, que no son estadistas, es por estos que el PNP nunca ha ganado un plebiscito.

No podemos, menospreciar a nuestro pueblo, sin palpar la ira santa que le acompaña en este momento histórico. Para canalizar esa ira popular, se requiere juntar fuerzas con independentistas, soberanistas, libre asocianistas, y realengos de todo tipo, unos que buscan desquitarse de Fortuño, otros que en todo este proceso han comenzado a entender como les afecta la colonia. El llamado sería a votar NO a la colonia como está. Unos votaran por el ELA Soberano y los otros por la Independencia. Para eso se requiere audacia, madurez patriótica, concertación y un esfuerzo titánico, de eso se trata. Lo otro es montarnos en un discurso muy radical y correcto en fundamentos, pero quedarnos en las gradas viendo otro juego que no es el nuestro, debido al ímpetu mediático, $$$$, que tiene nuestro proceso electoral. Esto dicho desde el respeto, que tenemos y sentimos, por los compañer@s que le atribuyen cuestión de principios a los procesos electorales coloniales. De eso se trata, de dar saltos y transformar radicalmente nuestro discurso y formas de acercarnos a viejos problemas.

Tenemos que presentar análisis y propuestas concretas a los problemas muy reales y concretos que nuestro pueblo sufre todos los días, en educación, empleo, los altos costos de luz y agua, salud, el crimen ecológico, en los que estamos fundamentalmente de acuerdo, y no podemos o queremos juntarnos, por pequeñeces, personalismo disfrazados. El pueblo tiene que ver que nos ponemos los pantalones largos. Entonces y solo entonces, será otro el cantar.

Podría parecer que es, mucho jamón pa' dos huevos, pero no lo es, el desprestigio alcanzado por esa clase política, de ambos partidos, es descomunal; solo piensen en este cuatrienio ocho legisladores han tenido que abandonar sus puestos por conducta indecorosa. Lo que no hemos podido aglutinar es ese factor subjetivo organizado con visión, para transformar, esta situación que se torna insufrible. Esta es la coyuntura, requiere desprendimiento, madurez, tolerancia, en ocasiones pasar con fichas para lograr el objetivo superior, atrevámonos.

Eso de que los gringos ni van a mirar, ni les importa, no miran pero ven lo que pasa en su colonia. No reconocen, ni aprueban por anticipado, pero monitorean, como se dice ahora, pero no solo los gringos el mundo también. Usted se imagina un triunfo del SI, la lucha seguirá, pero ¿ Como nos verían los que nos dan solidaridad a nivel internacional? La forma de romper esta encerrona, es planteando, la articulación, la alianza abierta, discutida y con norte.

Quien dice que no podemos infrijirle una primera derrota a Fortuño, en el referéndum de agosto, que pretende fijar con tornillos de 8 pulgadas y doble rosca el bipartidismo, con el engaño de que se reducirán los legisladrones, en las actuales circunstancias, esto sería como el día de las madres, ¿Quien lo condena? Pero en el fondo del vaso hay veneno. Reclamemos la Unicameralidad, que fue respaldada por el pueblo, en votación que los legisladrones democráticamente echaron al zafacón. Breguemos entonces con el verdadero problema que es la seriedad, la capacidad, preparación y calidad de los legisladores. Las propuestas para ampliar la participación y la representatividad las tenemos, llevémosla al pueblo y enriquezcámosla. No al engaño en el plebiscito de agosto.

Tenemos que superar posturas tradicionales, machistas, emocionales, para a cada paso, ir analizando la realidad concreta, educando, organizando, combatiendo junto a nuestro pueblo. Nuestra ventaja es que ese planteamiento de Estadidad, está basado en engaños, en inventos Disneylandicos, no existe ningún derecho a la Estadidad; pero si a la Independencia. Cuando le venden al pueblo que la Estadidad es para los pobres, pierden apoyo entre quienes pueden concederla. Los gringos solo juegan para ganar. En estos momentos se llevan 43 mil millones al año sin anexarnos: ¿Por qué romperían un negocio redondo? Hay que , desde una visión clasista educar a nuestro pueblo de lo que representa la anexión a un país donde hay una horrible distribución de las riquezas, con 60 millones de pobres , sin planes médicos y servicios adecuados con ciudadanos viviendo en carpas en muchos estados , donde la clase media se constriñe, los derechos civiles se eliminan a cada paso. Donde cada vez la salida son las guerras; ¿Quien las va pelear? Donde el "latino" es marginado y despreciado, 32 estados han aprobado el" inglis only" se ven amenazados por el crecimiento de los "latinos" Los del Caño, Ceiba, Villa del Sol, quizás no entiendan las jergas jurídicas, pero sí endienden que estarían en la rueda de abajo en unión a un país, donde los pobres cada día son más pobres y los ricos más ricos.

Sí, es muy importante, el comité Olímpico Nacional, el idioma, la representación independiente en Mrs. Universo, la defensa de nuestra cultura, pero de una buena vez vayamos a la estructura económica, $$$, donde se le han vendido sueños de noches de verano a nuestro pueblo. Donde todo está resuelto. Los gringos anexan a los que llevan aportes a la federación, petróleo, posición estratégica en términos geopolíticos, expansión de territorio, esa ha sido la historia. ¿Que aporta un pueblo con una tasa de participación laboral 37%, 25% de desempleo real, 48% de su población viviendo de los cupones, además de negros, mestizos, que hablan otra lengua demonizada en estos días en USA, no podemos ver el drama de Arizona y las fronteras mexicanas, la muralla medieval, las leyes discriminatorias contra los "latinos" como si nada tuviera que ver con nosotros.

Nunca se han preguntado porque los anexionistas se oponen a que los boricuas que viven la estadidad todos los días, voten en las consultas plebiscitarias. Analicemos y avancemos con la cabeza fría y el corazón caliente. Decía en esa ocasión, "en todo lo falso hay algo verdadero y en todo lo verdadero hay algo falso. Nunca olvidar que a veces, las flores más bellas salen de los pantanos más purulentos."

Fortuño puede ir por lana y salir trasquilado.

<