Jue08212014

Last update12:00:00 AM

Nuevo reclamo a la ONU por cólera en Haití

  • PDF

Naciones Unidas- recibió hoy un nuevo reclamo por su responsabilidad en el origen de la epidemia de cólera en Haití que ha costado la vida a siete mil 500 personas y afectado a otras 300 mil.

La demanda fue emitida en Ginebra por la Organización No Gubernamental UN Watch, la cual solicitó al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que presente sus disculpas a las familias de las víctimas del mal.

 

En un comunicado, el grupo, dedicado a seguir el cumplimiento de los principios de la Carta de la ONU, también pidió que el organismo mundial reabra una investigación sobre la causa de la tragedia y el papel de su contingente de cascos azules al respecto.

Hace dos días, el subsecretario general de Naciones Unidas para las llamadas operaciones de paz, Hervé Ladsous, desestimó las conclusiones difundidas por la especialista en salud pública, Daniele Lantagne, sobre la incumbencia de la ONU en el tema.

En respuesta a los periodistas en la sede de la ONU, el jefe de los cascos azules se remitió a un informe elaborado el año pasado por expertos de la propia organización, según el cual resulta imposible establecer el origen de la epidemia iniciada en octubre de 2010.

El director ejecutivo de UN Watch, Hillel Neuer, indicó que la doctora Lantagne formó parte de aquel grupo de especialistas y ahora rechaza aquellas conclusiones.

"La respuesta de la ONU resulta profundamente decepcionante y una abdicación de la responsabilidad básica de una organización que regularmente la demanda de otros", agregó.

Lo único lógico y moral que debe hacer Ban Ki-moon es reabrir una investigación plenamente independiente y pública sobre lo sucedido, insistió Neuer, al recordar el contenido de la Carta de la ONU en el mismo día (hoy) del 67 aniversario de su fundación.

La doctora Lantange se apartó de las conclusiones del panel que auspició la ONU para investigar el caso y ahora afirmó que la introducción del cólera en Haití fue causada por algún infectado con la cepa nepalesa del virus.

Y añadió que ese agente pertenecía al campamento de cascos azules de la ONU localizado en el área de Mirabalais, como sostienen las numerosas denuncias emitidas desde el estallido del brote.

Neuer criticó a la ONU por negar su responsabilidad y mantener silencio ante las víctimas y exigió a la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Navi Pillay, y al relator sobre el derecho a la salud, Anand Grover, que se pronuncien sobre el caso.

Se trata de una de las más graves violaciones del derecho a la salud en la pasada década, afirmó el director de UN Watch.

En noviembre pasado, el Instituto para la Justicia y la Democracia en Haití y el Buró de Abogados internacionales entregó a la ONU una demanda de compensación individual a más de cinco mil personas afectadas por el cólera en Haití.

También exigió una apología pública de la ONU como responsable de la tragedia y una acción adecuada de la organización mundial para el tratamiento médico de los infectados actuales y futuros

Publicado en Prensa Latina

<