Lun09012014

Last update12:00:00 AM

Voto Universitario 2012: determinante y trascendental

  • PDF

Análisis del Foro de los Candidatos a la Gobernación en el teatro de la UPR Río Piedras y la reacción de la comunidad universitaria

A una semana de haber escuchado las ponencias de los candidatos a la gobernación en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Río Piedras, las reacciones no cesan. Con la gran ausencia del actual gobernador y candidato a la re-elección por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Luis G. Fortuño Burset, la comunidad universitaria pudo disfrutar de un foro de altura y así llegar a sus propias conclusiones. Con un teatro abarrotado, la espera valió la pena según muchos puesto a que unos entraron confundidos y salieron convencidos, y otros convencidos y salieron pensativos. La misión de hacerle ver a la comunidad universitaria lo imprescindible que es en la sociedad funcionó y está latente en la misma. La impresión de la mayoría es que la universidad juega un rol clave en el desarrollo futuro y los candidatos tenían que hacer ver que ese futuro no estará tronchado (más de lo que está según algunos).

¿Cómo harían los candidatos para convencer fuera de toda duda a unos estudiantes que han visto administración tras administración atentar contra la educación pública? Fue muy sencillo, hablaron con franqueza y destacando siempre la despolitización del sistema de educación pública superior del país. El foro es muy simple de analizar y comprender si lo vemos de manera objetiva y libre de ataduras partidistas. La temática principal fue la autonomía de la comunidad universitaria y la despolitización de la misma para que esa autonomía se respete. Los candidatos que asistieron se expresaron a favor de la misma, pero el detalle está en cómo harían para gestar eso. Basado en eso, las siete preguntas que se les harían a todos por igual por parte del panel de catedráticos y presidentes de asociaciones de prensa estudiantil y educación, guiaron a los candidatos a sustentar sus posturas.

El primero en escena fue el Ingeniero Rogelio Figueroa García del Partido Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR), que participa por segunda vez de los comicios electorales. El candidato estableció como punto de arranque el respetar la autonomía universitaria pues esta es esencial para el buen desarrollo de la educación. El ingeniero resaltó que si no se tiene un equipo docente fungiendo con los recursos pertinentes y con los beneficios a los que tienen derecho, la calidad de la educación se verá manchada, y es precisamente ese el problema principal del sistema universitario, señaló. Ahora bien, para solucionar ese problema él sugiere que es menester despolitizar el sistema y darle plena participación a la universidad en las tomas de decisiones y en los asuntos que deben atenderse de manera endógena. Además, Rogelio dejó claro, que para aliviar el problema económico se tiene que desarrollar una comunidad universitaria autosustentable y eficaz, que la educación debe actualizarse de acuerdo a la realidad y a la necesidad de las comunidades, pero puntualizó que una universidad capaz de hacer eso solo se logra a través de la autonomía plena.

Luego le siguió el candidato por el nuevo partido Movimiento Unión Soberanista (MUS), el Lcdo. Arturo Hernández. Con un tono más autoritario y directo, logró arrancar vítores de la audiencia. Hernández reconoció que hay un problema serio en cuanto a los procesos universitarios en donde la comunidad no tiene plena participación (refiriéndose al Informe del Comité Asesor designado por el Gobernador Fortuño). Igualmente llamó ilógico e irrespetuoso que dentro de ese informe se intente amilanar y opacar la educación eliminando los saberes humanísticos que son "vitales para un pensamiento profundo, análisis crítico y conciencia social". Tildó como neo-liberalista la mentalidad del Gobernador Fortuño y sus asesores e instó que para asegurar una educación de primera se tiene que cambiar la visión de la educación como un gasto a una visión de reconocer que es la mejor inversión para cualquier país y su buen desarrollo. El Licenciado trajo consigo estadísticas que señalan que corporaciones foráneas en la Isla se llevan sobre $30,000 millones y ese dinero debería quedarse aquí para utilizarlo en educación por ejemplo. Expuso que si se le impone un impuesto de al menos un 4% a estas corporaciones se puede aliviar el déficit y crear una universidad sólida y eficaz. El candidato sostuvo que todo esto en conjunto con una universidad autónoma crearía un sistema mucho mejor y de provecho para el país.

El tercer turno lo tuvo el Lcdo. Juan Dalmau del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), que igualmente instando a votar por un gobierno comprometido con la comunidad universitaria, dejó claro que los problemas que tiene el sistema de la UPR han sido arrastrado por malas administraciones que simplemente han politizado el sistema y han violado la autonomía que merece dicho sistema. El candidato se hizo eco de las expresiones del Lcdo. Hernández sobre el Informe del Comité Asesor con miras a eliminar la formación humanística, recalcando el valor que tiene esa formación pues es la que crea nuevas ideas y generaciones. Señaló que "este gobierno aplasta y macanea la disidencia y que las luchas tienen que hacerse", pues no puede existir mordaza en esta comunidad que es el futuro del país. De igual forma burló al actual gobierno al ser cuestionado sobre la fusión entre la Facultad de Educación con la educación pública, diciendo que no se puede modernizar una escuela cuando apenas hay papel higiénico, y que una computadora no hace la "modernización". Instó a trabajar mano a mano la educación, partiendo por la despolitización. El candidato también defendió la plena participación de la comunidad en la toma de decisiones y categorizó como inaceptable que se impongan los funcionarios por parte del gobierno. Cerró exhortando a defender la universidad y con una cita del poema "Hagamos un trato" del uruguayo Mario Benedetti.

Al llegar el cuarto turno el ambiente cambió en el Teatro. El nombre del Gobernador Luis Fortuño fue mencionado y la audiencia lo comenzó a abuchear. Luego comenzaron a cantar consignas como: "¿Dónde está Fortuño?/¡Fortuño no está aquí!/¡Fortuño está vendiendo lo que queda del país!" lo que empeoró y caldeó los ánimos de los allí presentes. El PNP envió una carta firmada por su director de campaña Lcdo. Ángel Cintrón, que apenas se pudo leer y se colgó más tarde en internet. Tras el sonoro incidente, se decretó un receso intermedio.

El quinto turno le correspondió al candidato por la nueva colectividad, Partido del Pueblo Trabajador (PPT), el profesor Dr. Rafael Bernabe Riefkohl. El candidato sólidamente respaldó la autonomía universitaria y arremetió contra las administraciones, tanto rojas como azules, que han politizado y afectado en gran medida al sistema universitario público. Comenzando por el Informe del Comité Asesor, lo catalogó como irrespetuoso y un atentado contra la universidad. En sus ponencias utilizó analogías y muy buenos ejemplos que sustentaron sus posturas y lograron encender a la audiencia, llevándolos a pensar. Bernabe fue muy enfático en que el funcionamiento de la universidad depende directamente de las medidas que en cuanto a ella se tomen. El candidato hizo un reclamo a que no se politicen los asuntos universitarios, y a que se sindicalicen los sectores docentes para que sean estos sectores en conjunto con el estudiantado los que tomen las decisiones sobre la universidad. El profesor no cree en que el problema se resuelva achicando el sistema sino en proveerle lo necesario para que sea capaz de funcionar. Señaló de igual forma que se viola lo establecido por ley cuando la ley viola a la educación, y que "es legítimo quebrantar la ley cuando la causa es justa". Bernabe fue el único candidato que recibió una ovación de pie por parte del público.

El sexto y último lugar le correspondió al candidato por el Partido Popular Democrático (PPD), el Senador Alejandro García Padilla. Al momento de su entrada fue abucheado igual que el Gobernador Fortuño (aunque ausente) y en la planta superior fue puesto un cartel que leía: "La UPR no es patrimonio de nadie, es del pueblo. Y del pueblo pobre y trabajador será, porque la tomará (UJS-MST)". Gran parte de la audiencia exclamaba cosas como: ladrón, "míralo" (en alusión a las expresiones del Senador hacia el Gobernador Luis Fortuño en el debate del 11 de septiembre), cobarde, traidor y hasta "cállate". El Senador algo sonrojado solo sonreía y dijo: "Me encanta la iupi" y en un momento dijo que "a pesar de todo es mejor estar aquí que en el Senado." Los ánimos se calmaron pero los letreros y algunos insultos esporádicos permanecieron. García Padilla defendió la autonomía universitaria pero a diferencia de los otros candidatos (todos de minoría) no sustentó sus posturas con validez según los estudiantes. Señaló que es importante despolitizar el sistema a lo que algunos estudiantes ripostaban para "hacerle recordar" de las gestas de miembros de su partido y de su hermano (quien fuera presidente) en cuanto a la universidad. Al final fue abucheado y ovacionado simultáneamente por una audiencia "dividida".

Finalmente, la comunidad universitaria pudo escuchar las ponencias de los candidatos y tener una idea de lo que el futuro de la Universidad puede ser y cómo hacerlo. Todos los candidatos afirmaron que la autonomía universitaria y el fomento en la educación harán un bien, pero es la comunidad la que tiene la decisión junto a todo un país. En los comicios del 6 de noviembre se verá la decisión y de ahí las "obras". La educación es la mejor herramienta para un país. ¿Cuán cierto y genuino es el compromiso de estos candidatos? El pueblo escucha y desea ser escuchado, el 6 de noviembre sucederá y le toca a un país defender la universidad por encima de cualquier ideal.

 

<