Dom04202014

Last update12:00:00 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

creativo

El carisma social de Cheo

  • PDF

Hay personas que poseen en vida el poder de hacer amar un pueblo. Personas cuyo carisma cala en tantos que contraría la indiferencia. Cheo Feliciano es uno de esos cuantos.

Leer más...

Buscando a Mercedes

  • PDF

Era difícil discernir entre ellas la muñeca. En ocasiones, la intensidad de la ausencia en los ojos de ambas llegaba a ser comparable. La primera, con sus largas piernas plásticas envueltas en satén, miraba hacia el horizonte fijamente desde la mesa de centro de la sala. La segunda, Mercedes, mi tía abuela, sentada sobre el sofá rojo, su torso jorobado tendiendo hacia la izquierda, concentraba también la mirada en un punto lejano.  En aquella ocasión, dió cuenta de nuestra presencia tan solo después de haber recibido nuestro beso en su mejilla. Le preguntó a mi madre si había sabido de mi abuela y de mi padre, y cómo se encontraba la nena. “¿Cuál nena?” le respondió mi madre. “La tuya”, agregó Mercedes. Me apresuré a asegurarle que era yo la nena de la cual indagaba, y ella, como en cámara lenta, luego de alinear su rostro con el mío, auscultó las irises de mis ojos en busca de una memoria trampolina.

Leer más...

RECADO A CHEO FELICIANO

  • PDF

alt

Recuerdo a mamá, en las tardes nobles de la cera

bailando con tu música regada de claves y trópicos,

recuerdo el sudor del concierto inolvidable,

Leer más...

Claro que te quiero

  • PDF

altQue pregunta tan tonta,

claro que te quiero.

Si no te quisiera

que sabría yo de querer?

Leer más...

Julia de Burgos dice en el Festival de Poesía: “Empezaré a vivir como resucitado”

  • PDF

“Empezaré a vivir como resucitado”.

Juan Sáez Burgos, sobrino de Julia y poeta de Guajana.

La “sombra blanca”, indeleble, de Julia de Burgos, se cierne, más luz y aire y agua y alegría, que otras cosas, sobre toda la nación puertorriqueña. Para ello nos hemos servido de la aportación y el auxilio de todo un país que, aunque hundido en el pesimismo de la chatarra, echa mano de un vigor inusitado que nace de un poderoso corazón al que Julia de Burgos le ha servido de oportunísima bandera.

Leer más...

<
<
<
<
<