Jue04172014

Last update12:00:00 AM

La dieta del sol

  • PDF

altDurante muchos, algunos años, e trabajado los sábados. Solamente. Es un ejersisio estenuante no trabajar el resto de los días, pues qe para un esclabo la libertá es un peso imperdonable. Nuestra ética, la de los remobidos (para siempre) del poder, es serbir. Para algo, para otro -singular ajeno-. La libertá es una rara ocupasión en qe se trabaja para sí:

Leer más...

Como uno es uno

  • PDF

alt¿Cómo se pueden correjir todos los testos si no ai tiempo para correjir ninguno? Si no ai tiempo para escribirlos todos, ¿cómo se puede escribir un solo testo? Si nunca ai tiempo para sentarse a meditar lo qe se ba a escribir. ¿Cómo se puede aser una obra literaria? Si ni siqiera se a pensado todo lo qe se qiere o se qisiera considerar para escribir.

Leer más...

Petición

  • PDF

Anda pal’ cara, ya no habrá fuego en el infierno. El Papa lo acaba de anunciar; el infierno no existe literalmente, nos dice Francisco.

Leer más...

Deuda historica

  • PDF

 

Viéndolo a la distancia, Napoleón, estaba fuera de liga. Miren lo que nos dejó dicho: “La religión es la que evita que los pobres maten a los ricos”, coño, fuerte y profundo, pero sobre todo adelantado. Es un hecho históricamente constatable, que los poderes reinantes, han utilizado la religión como una herramienta adicional del poder que ostentan. No vaya usted a creer que el control han sido de un solo lado; el poder es el poder, pero en ese toma y da acá, de manipulaciones, asesoramientos, negociaciones y componendas, los religiosos establecieron su fuerza y su poder a grado tal que se las han arreglado para siempre estar en el poder, ya sea sirviendo, pero siempre disfrutándolo. Este fue el caso del periodo histórico de la esclavitud y sucesivamente, el Feudalismo, donde alcanzaron máximo esplendor, en el Capitalismo, de mano con la burguesía, ha impuesto sus ideas a toda la sociedad, y ¿saben qué?, se colaron en cierto tipo de “socialismo”. De manera, que han jugado todas las bases. Son como el muñeco de los siete culos, para donde quiera que los tiren caen sentados, siempre en la falda del piloto.

Leer más...

El balor del balor

  • PDF

alt

Oi del otro balor, no el de Albisu. Sino el balor de la balorasión, la balía; el cuantificable. No ablemos de cualidades oi. Qe (desgrasiadamente) es más jeneral(isado), como tema i como echo. Por ejemplo: cuánto bale una nasión.

Leer más...

<
<
<
<
<