Mar10212014

Last update12:00:00 AM

Cooperativas en Etiopía: Verdes y equitativas

  • PDF

Por su propia naturaleza, las cooperativas suelen conciliar necesidades económicas, ambientales y sociales. La OIT presentará algunas de sus experiencias en este ámbito durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20). Una de ellas involucra a más de 200.000 productores de café y cerca de 200 cooperativas en Etiopía. Cuando una misión de la OIT llegó a Etiopía en 1993 para poner en práctica una nueva reforma de cooperativas y programas de desarrollo de recursos humanos, encontró un país con cientos de miles de personas desplazadas y soldados desmovilizados.

También encontró una economía debilitada, inseguridad alimentaria, desempleo rampante y... un movimiento de cooperativas. Este movimiento había sido marcado por los 14 años de inestabilidad que había vivido el país. Según una visión arcaica, las cooperativas eran percibidas como instituciones socialistas e instrumentos de opresión del Estado.

Diecinueve años más tarde, todo ha cambiado.

La Asociación de Cooperativas de cultivadores de café de Oromia (OCFCU) es un ejemplo de cómo las cooperativas agrícolas pueden mejorar la capacidad de sus miembros al darles acceso a los mercados mundiales y mejorar sus ingresos y condiciones sociales.

OCFCU exporta café a la Unión Europea (UE), Estados Unidos y Australia. En total, más de 200.000 productores de café y cerca de 200 cooperativas participan en esta gran empresa.

OCFCU ha negociado acuerdos comerciales con algunos de países de la UE, establecido tiendas donde vende sus productos en el Reino Unido, Alemania, Japón y Canadá. En la actualidad promueve el cultivo ecológico del café como valor agregado.

Uno de los principales objetivos de OCFCU es mejorar la sostenibilidad de la industria del café al apoyar la biodiversidad, mejorar la salud del suelo gracias al uso de abono orgánico y promover la protección del medio ambiente, todos temas que serán discutidos en la conferencia Río+20.

Desde Oromia al resto de Etiopía y más allá

El café de Oromia es ecológico y cultivado en bosques. En su producción no se utilizan herbicidas, insecticidas ni fertilizantes químicos.

Al trabajar juntos, los miembros de las cooperativas aúnan sus recursos. Este sistema democrático beneficia tanto a los agricultores como a sus comunidades. La cosecha se realiza a mano. Una vez al año, la BCS Öko-Garantie, una agencia privada que supervisa e inspecciona la aplicación de la reglamentación de la UE sobre la producción ecológica, lleva a cabo controles e inspecciones.

Como productor de café del comercio justo (fair trade), OCFCU utiliza los beneficios de esta certificación y de su fondo social para financiar programas de desarrollo comunitario. Hasta el momento, ha financiado diversos proyectos: 28 educativos, ocho sanitarios y 36 de agua potable, así como la construcción de un puente y la mejora del suministro de electricidad.

OCFCU creó hace poco un banco formado por sus propios miembros, que concede créditos para financiar las cosechas, lo cual es fundamental. Además, promueve el turismo ecológico en las zonas de las plantaciones de café.

La experiencia de Oromia se está replicando en el resto de Etiopía, donde el movimiento cooperativista experimenta un rápido crecimiento.

En Ghana existe una iniciativa similar, llamada Kuapa Kokkoo, una cooperativa de cultivadores de cacao con certificación de comercio justo. La cooperativa, establecida en 1993 por algunos cultivadores de cacao, debe su fuerza a la participación de agricultores de pequeña escala a nivel de la aldea.

<