Jue07312014

Last update12:50:12 PM

¡Lentejas, a swing!

  • PDF

Mientras pienso que voy a escribir en el monitor que pueda al menos sugerir algo sobre la comida, mi hijo de año y medio viene caminando con una bolsa de lentejas orgánicas y me las pone en la mesa, al lado de la computadora. Entonces, ¿qué hacer sino escribir sobre las lentejas y su centralidad en la dieta de muchos?

Las lentejas son una de las legumbres más nutritivas que hay. Tienen una gran cantidad de proteínas y son muy fáciles de cocinar. Hierven muy rápido, en comparación con las habichuelas y los garbanzos, entre otros ‘granos’. Además, las lentejas absorben el sabor de todo. De entrada las puede preparar con cebollas y sal. Solo con eso tendrá un sopa de lentejas riquísima, o si quiere manténgalas mas tiempo en la olla para que absorba más el agua y cómaselas con arroz (blanco o integral). También puede echarle todo tipo de especias: pimienta, pimentón, comino, pimienta roja (picante). Además si le añade ajo y recao o cilantrillo al final, es casi infalible que tendrá la sopa de lentejas entre sus platillos favoritos.

A diferencia de las habichuelas y los garbanzos, por ejemplo, para ablandar las lentejas no necesita una olla de presión, ni un fogón afuera de la casa. En la hornilla eléctrica o de gas las puede ablandar, pues, como dice arriba, las mismas se ablandan con relativa rapidez (unos diez minutos a fuego alto). Para que tengan más sabor, sofría la cebolla (pique en pedacitos una entera) antes de echarla a la olla.

Si hace sopa, se la puede comer con pan, tostones, pana, o arroz, o con lo que usted quiera. Si usted esta tratando de dejar la carne y se le hace muy difícil pues le encanta el sabor, sepa que la lenteja bien condimentada no tiene nada que envidiarle al saber de la carne. Así es que no solo se goza un plato de lentejas, sino que además come mucho más nutritivamente sin tener que ingerir las toxinas y el sufrimiento de un animal muerto. Buen provecho. ¡A swing!

<