Sáb08302014

Last update12:00:00 AM

Dominicana, leves cambios a una vilipendiada reforma fiscal

  • PDF

Congreso domincano Santo Domingo- La propuesta de reforma fiscal del Gobierno dominicano presentó leves modificaciones antes de llegar al Senado el pasado 24 de octubre, y esta semana centrará los análisis de una comisión de ambas cámaras del Congreso.

Sin embargo, diversos sectores de la sociedad continúan manifestando rechazo a una iniciativa que a su juicio daña a los más desfavorecidos y mantiene sin afectaciones los intereses dominantes.

 

Ahora, el proyecto redujo en siete mil 826 millones de pesos, unos 198 millones 882 mil dólares, la cantidad total que se buscaba recaudar, en los próximos tres años.

El monto inicial ascendía a 53 mil millones de pesos, unos mil 347 millones de dólares, y tales impuestos fueron considerados injustos, innecesarios y con tendencia a provocar una inflación insostenible.

Voces como la del presidente de la Fundación Justicia y Transparencia, Trajano Potentini, manifestaron que la propuesta constituye una estocada mortal a las ya difíciles condiciones de vida de los dominicanos.

Nunca antes, alertaron otros criterios, esta nación caribeña enfrentó una presión tributaria a los niveles que pretende la administración del presidente Danilo Medina.

El nuevo documento llegó al Senado después de que el Gobierno no se pusiera de acuerdo con el Consejo Económico y Social, integrado por medio centenar de organizaciones de la sociedad civil, y cerrara las conversaciones entre ambas partes.

Desde la presentación inicial a dicha entidad por parte del jefe de Estado hasta el pasado jueves transcurrieron tres semanas durante las cuales se hizo recurrente el criterio de que la reforma fiscal no resolverá el problema de la economía dominicana.

Cifras oficiales indican que el déficit fiscal de este país se situó al cierre del mes pasado en 148 mil 564 millones de pesos, tres mil 766 millones de dólares; y al finalizar el 2013 ascenderá a 187 mil millones de pesos, cuatro mil 740 millones de dólares.

Tras presentar la primera propuesta el pasado 4 de octubre, Medina, en el cargo desde el 16 de agosto y heredero del actual problema, reconoció que hablar de esta opción constituía un trago amargo.

El dignatario manifestó que las circunstancias del momento se imponen, y resulta necesario llevar adelante la reforma en aras de disponer de nuevos fondos.

La realidad es dura, y se requiere el esfuerzo y sacrificio de todos, con el fin de reencauzar el crecimiento y el desarrollo sostenido del país, aseveró.

Para cumplir los compromisos asumidos con el pueblo y mantener el crecimiento y dinamismo de la economía, subrayó, el Gobierno y el sector privado deben apoyarse mutuamente.

Medina reiteró que tiene el propósito de mejorar la calidad de vida de los dominicanos al ofrecer salud, seguridad, vejez digna, educación y competitividad.

En la nueva iniciativa no se eliminará la exención del impuesto sobre la renta al doble sueldo y a quienes ganen por encima de 33 mil pesos, 838 dólares, y las bebidas alcohólicas serán gravadas del siete al 10 por ciento, y no al 15 por ciento.

El cobro de la placa o chapa, que se aplicaría con el no por ciento del valor del vehículo, se eliminó para los medios de carácter público y de carga, pero se mantendrá para los privados.

También continúa previsto el aumento del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industriales del 16 al 18 por ciento, excepto en los productos de la canasta familiar y los servicios básicos.

Las tasas a café, azúcar, aceites y grasas comestibles; yogurt y chocolate; y servicios de entretenimiento serán de ocho, 11 y 13 por ciento en lugar de 10, 12 y 14 por ciento, respectivamente, durante el período 2013-2016.

Paralelamente, se seguirá hasta el 31 de diciembre del próximo año el cobro del uno por ciento a los activos financieros y se mantendrá el 10 por ciento a los servicios de telecomunicaciones.

El mismo valor de ese impuesto previsto para los dividendos del sector de zonas francas disminuye a la mitad en la última versión del proyecto.

Con estas y otras modificaciones todo el mundo estará tranquilo, pues se hicieron varios cambios para satisfacer demandas de sectores productivos del país, comentó Medina a periodistas al ser interrogado sobre las variaciones de la última propuesta.

Las máximas autoridades dominicanas esperan que los legisladores hagan un rápido análisis de la pieza para trabajar en la elaboración del presupuesto del próximo año, que sería sometido a las dos cámaras del Congreso a finales de noviembre.

A mediados de la semana pasada, el expresidente y líder principal del oficial Partido de la Liberación Dominicana, Leonel Fernández, pidió a los senadores de esa organización política su apoyo a la reforma fiscal gubernamental.

<