Jue10232014

Last update09:22:17 AM

La Negra Tomasa: sabor cubano/latino en Madrid

  • PDF

Entrar a la Negra Tomasa es ya de por si sentirte en el nuevo mundo. Paredes coloridas llenas de representaciones y fotos de Cuba, una barra llena de mojitos, meseras con vestimenta típica y una santera haciendo consultas, crean la percepción a todo el que entra que ha sido trasladado fuera del viejo mundo hacia una de las regiones con mayor diversidad cultural y de las más alegres de Occidente: el Caribe. Este restaurante queda cerca de Sol y sirve como punto de encuentro entre los latinos que viven o visitan Madrid.

Curiosamente, la idea de este concepto surgió hace 14 años por dos españoles que visitaron Cuba, quedando fascinados con la isla y en especial con el restaurante El Patio, en la Habana, el cual les sirvió de inspiración. Hace siete y ocho años respectivamente, Rubén (español) y Carlos (venezolano) se encuentran a cargo del mismo. Tiene su clientela fija de españoles, cubanos y latinos, así como de turistas. Todos los días ofrecen música en vivo donde la Salsa y el Son dominan, aunque incluyen otros géneros como la bachata y hasta el reggaetón. Dentro del menú se pueden encontrar: moros cristianos, ropa vieja, lechón asado, chicharritas, yuca, tostones, o bien algún coctel o cerveza cubana.

El nombre de la Negra Tomasa alude a una señora santera que podía ser encontrada con su vestimenta típica cerca de la catedral de la Habana. Los dueños buscaron una persona cubana que representara la imagen del local y que mejor que alguien con este perfil. La Nena, como le llaman, es la Negra Tomasa en Madrid. Es cubana nacida en Santa Clara, santera y según nos dijo lleva 17 años en España, aunque viaja cada año a Cuba a "coger fuerza", pues es volviendo a su tierra para estar en contacto con sus raíces, donde puede lograrlo. Aunque cocina y es fiel promotora de sus costumbres cubanas, incluyendo el baile, se dedica a la Santería y a la Cartomancia muy típicas de la cultura cubana.

Inicialmente el concepto de este lugar era resaltar únicamente a Cuba, integrando solo comida, música y empleados procedentes de esta isla. Sin embargo, aunque la cocina conserva su autenticidad cubana, se han incorporado elementos caribeños, tales como: la gastronomía venezolana en uno de los platos del menú, así como la influencia dominicana, venezolana, colombiana y puertorriqueña, entre otras latinas y caribeñas, dentro de la variedad de música que se presenta. Para Carlos esta integración latina, es una de las grandes ventajas que ha fomentado el éxito de este local: "Al principio muchas personas nos criticaron, pues según ellos estábamos perdiendo la esencia del restaurante, la esencia cubana, pero la realidad es que en la interacción con todos los latinos que nos visitan hemos logrado que nos consideren como un espacio representativo de su cultura, y que los españoles, americanos, europeos y demás personas que nos visiten, vean y conozcan la cultura cubana, pero a su vez la latina en general".

En un país donde la población en 2010 era de 2,464,088 latinos y aunque ha habido un descenso gracias a la crisis que vive España, promoviendo el regreso de estos a sus tierras natales, hace falta más lugares que faciliten la integración de los latinos, pero sobre todo la integración de los españoles con latinos. Esto se logra a través de la música, de la comida, pero sobretodo del ambiente caribeño que crean espacios como este.

<