Jue10302014

Last update12:00:00 AM

Somos americanos todos...

  • PDF

El italiano genovés Almirante Cristóbal Colón, fue el primer europeo que documentó de forma escrita el encuentro con el Nuevo Mundo en el año 1492. La realidad es que antes del viaje de Colón hubo un sinnúmero de pueblos nativos que habitaban este hemisferio, algunos de ellos como los Azteca, Maya e Inca con unas sociedades y civilizaciones muy avanzadas. No obstante, para efectos de la historia escrita fue Cristóbal Colón el primero, y éste tuvo el privilegio de nombrar todo lo que veía y le contaban.

Así él le puso un nombre a las gentes, los animales y cosas del Nuevo Mundo, lo hizo al igual que Adam en la Biblia. A todas las tierras descubiertas para los Reyes Católicos de España, Colón le puso el nombre de Las Indias. El término Indias lleva una presunción implícita por parte de Colón de haber llegado al Asia navegando por occidente. Esta teoría siempre fue defendida por Colón, luego por razones personales de tipo económico y político, pero esa es otra historia. Sobre el uso del término Indias, se mantuvo en uso inclusive hasta el día de hoy. Este a su vez inspiró otros términos que se conocen por personas de distintos idiomas y nacionalidades como el Derecho Indiano y más notable los indios.

Surge la gran controversia cuando en el 1507, el navegante italiano de Florencia, Americo Vespucci, al estar navegando por la costa de América del Sur entendió que estaba en otro continente que no había sido cartografiado anteriormente, y creyó que muy probablemente había otro océano al occidente que llevaba al Asia. Vespucci escribió de su hallazgo en Portugal y rápidamente la noticia fue difunda por Europa. Así las cosas, un cartógrafo de nombre Waldseemüller publicó un mapa y le puso una anotación de que era América en alusión a Vespucci. Así fue que el término América se propagó y difundió. En otras palabras, se puede argumentar que América fue descubierta por un italiano y nombrada en honor a otro italiano. No obstante, los españoles no usaron el término América. Las referencias por parte de España que se encuentran en documentos históricos durante los S. XVI hasta el S. XVIII se referían a las Indias, o al nombre del virreinato o de la capitanía general en particular. Fueron otras potencias europeas que acuñaron el término de América; los portugueses, británicos, holandeses y franceses, entre otros.

No fue hasta el S. XIX durante el período de las Guerras Napoleónicas que en España se convocaron la Cortes de Cádiz de 1812. La primera vez en siglos, que desde España le solicitaron participación política y democrática a los habitantes del Nuevo Mundo. Durante este evento muy significativo el primer debate que hubo fue en cuanto al voto de los delegados, porque los que vinieron de las colonias en el Nuevo Mundo eran mayoría en relación con los que habitaban en la Península y esto representó un serio problema político en las cortes, para los intereses de los españoles de España. Por esa razón se les llamó por la distinción de americanos a los españoles nacidos en el Nuevo Mundo, aunque estos diputados siempre preferían ser llamados por el término de españoles de su patria en particular.

Por otro lado, el evento político más significativo en el Nuevo Mundo durante el S. XVIII fue la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Esta joven nación incluyó en su nombre el término América, o sea los Estados Unidos de América y aunque sus habitantes se llamaban por el nombre del lugar de su nacimiento, entiéndase si eran de las Carolinas o de Virginia, etc. En ese sentido, comenzó una homogenización del término american que los identificaba como un conjunto nacional. Por esa razón, se puede argumentar como válido históricamente llamar americanos a los estadounidenses, aunque cause confusión entre las otras poblaciones del hemisferio.

Pero no es tan sencillo, porque nosotros los latinoamericanos y caribeños también somos americanos. El término cobró vigencia panamericana con el Congreso de Panamá (1824) y el pensamiento de Simón Bolivar, que trascendió de la Gran Colombia, por los Andes, por Meso América hasta todo el hemisferio; entonces fuimos todos los del hemisferio americanos. Igualmente José Martí reivindicó llamarnos por americanos, ideas plasmadas en su importante ensayo Nuestra America (1891). Luego de este debate es definitivo que todos los habitantes del hemisferio somos americanos, también lo son los estadounidenses y los pobladores nativos.

<