Vie10242014

Last update12:00:00 AM

Denuncian violencia contra comunidad musulmana en Francia

  • PDF

París, 22 oct- Representantes de la comunidad musulmana de Francia denunciaron hoy una escalada de violencia en su contra durante los últimos meses, cuyo momento más grave fue la profanación de la gran mezquita de Poitiers. Mohammed Mousaoui, presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), aseguró que se trata de un hecho nunca antes ocurrido en este país, el cual se suma a otras agresiones recientes, como la publicación de caricaturas ofensivas al islam.

En conferencia de prensa, el dirigente religioso recordó que el sábado anterior 74 miembros de la organización de extrema derecha "Generación Identitaria" penetraron a la mezquita en la localidad de Poitiers, subieron hasta el techo y colgaron pancartas con mensajes antimusulmanes.

Simultáneamente, dijo, en el sitio en Internet de ese grupo se difundió un vídeo en el cual de manera explícita le declaran la guerra a los creyentes.

"Ante la gravedad de estos actos, llamamos al poder público a asumir su responsabilidad", dijo Mousaoui, y exigió la inmediata disolución de esa organización que abiertamente incita al odio.

Sólo esperamos una aplicación de la ley para todos de la misma manera y que los actos contra el islam sean sancionados con el mismo rigor con el cual se castiga el antisemitismo, agregó.

Por su parte, Abdallah Zekri, presidente del Observatorio Nacional contra la Islamofobia, aseguró que las acciones y las amenazas crecieron en 14,49 por ciento en el primer semestre de 2012 respecto a igual período del año pasado.

Zekri entregó a Prensa Latina un resumen con las estadísticas de los actos perpetrados entre enero y junio, entre los cuales figuran agresiones físicas, incendios o tentativas, vandalismo, así como cartas y mensajes con insultos.

Lamentablemente, señaló, se trata sólo de los casos denunciados, los que representan una mínima parte de la realidad porque la mayoría de las veces las personas desisten de acudir a la policía por falta de confianza en la justicia.

Más allá de los datos, precisó, sería interesante conocer en cuántos de los procesos los culpables fueron identificados, arrestados y conducidos a los tribunales y, sobre todo, cuáles fueron las condenas aplicadas.

Ahmed Jaballah, de la Unión de Organizaciones Islámicas de Francia, destacó por su parte la ecuanimidad con que reaccionaron los musulmanes de Poitiers, en el central departamento de Vienne, tras la profanación del lugar.

Ese mismo día, dijo, se puso una denuncia contra los organizadores de esa acción en la cual se les acusa de degradación de bienes materiales, incitación al odio y obstaculización de la libertad de culto.

"Esperamos que la justicia haga su trabajo", agregó, e insistió en que si las autoridades no actúan ahora, en el futuro pueden ocurrir acciones más graves aún contra la comunidad musulmana.

En Francia viven más de cuatro millones y medio de creyentes del islam y esa religión es la segunda más practicada en el país después de la católica.

 

mgt/ami

<